Inicio > General, Noticias > El Seminario Interdisciplinar de Estudios de Género de la UMH asistirá al V Encuentro España-África “Mujeres por un mundo mejor”

El Seminario Interdisciplinar de Estudios de Género de la UMH asistirá al V Encuentro España-África “Mujeres por un mundo mejor”


 PROGRAMA

 El Seminario Interdisciplinar de Estudios de Género asistirá por invitación de la Vicepresidenta primera del Gobierno al V Encuentro España-África de “Mujeres por un Mundo Mejor” que se celebrará en Valencia los próximos 27 y 28 de marzo. Dicho Encuentro será inaugurado por la Reina Doña Sofía el sábado 27 y clausurado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el domingo 28.
El V Encuentro de “Mujeres por un Mundo Mejor” es una iniciativa de España y Mozambique que hermana a mujeres españolas y africanas desde 2006 http://mujeresporunmundomejor.org

 
Los Encuentros de Mujeres por un Mundo Mejor fijan cuatro líneas principales de Intervención: Empoderamiento, Economía y Desarrollo, Salud Sexual y reproductiva y Educación. Cada una de estas líneas de acción se desarrolla, en el marco de este V Encuentro, en mesas redondas que pretenden reforzar una idea fuerza para cada uno de los ejes temáticos.

La Mesa sobre Empoderamiento se titula: Diálogos  sobre la Paz: Derechos Humanos y Ciudadanía de las Mujeres. Se pretende con esta mesa reforzar la importancia del liderazgo social y político de las mujeres para que se pueda disfrutar de una ciudadanía plena. Así pues,  lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer es un objetivo en sí mismo, pero también es una con¬dición para construir sociedades más sanas, mejor educadas, más pacíficas y más prósperas.
A su vez, esta mesa pretende que reflexionemos sobre la impunidad de la violencia contra las mujeres. Desde la perspectiva de género, la noción de paz ha de extenderse a las situaciones cotidianas, donde las mujeres, por el mero hecho de serlo, son víctimas de una violencia impune y globalizada. La violencia por motivos de género es la violación a los Derechos Humanos más generalizada, socialmente la más tolerada, y ejercida con gran impunidad legal contra las niñas, las jóvenes y las mujeres en general.

La Mesa sobre Economía y Desarrollo lleva por título Diálogos sobre los nuevos retos económicos: crecimiento económico en África.  Con ello queremos poner de manifiesto cuál es la situación económica de las mujeres en los países en desarrollo. Lo cierto es que las mujeres gestionan la mayoría  de los hogares del mundo, realizando grandes esfuerzos para cubrir las necesidades básicas en su entorno más inmediato; las mujeres generan constantemente alternativas de lucha contra el hambre contribuyendo a la seguridad alimentaria familiar y de sus comunidades; son además las mayores productoras agrícolas y son cuidadoras de la seguridad física, económica y de la salud de las personas dependientes de ellas. Por tanto, son activas constructoras del desarrollo, aunque desvalorizadas e invisibilizadas en los sistemas de género predominantes en el mundo.
 Se ha de hacer más énfasis en el Empoderamiento económico como proceso imprescindible para el avance de las mujeres como agentes de desarrollo económico: ello comporta la aceptación sólo transitoria de su papel casi exclusivo en la economía de subsistencia o en la economía informal, que debe evolucionar hacia la economía productiva.

La Mesa sobre Salud se titula Diálogos sobre la Salud de las Mujeres: Derechos sexuales y reproductivos.  La salud juega un rol clave en la mejora del bienestar de las personas y al mismo tiempo contribuye a un crecimiento económico rápido, incrementando la calidad del capital humano. Es necesario, por tanto, que en los procesos de definición de políticas de lucha contra la pobreza se incluya la salud materno – infantil y la salud sexual y reproductiva como un tema prioritario. Tanto la salud sexual y reproductiva como la salud materno – infantil han de ser integrados en un marco más amplio de fortalecimiento del Estado y de mejoramiento de las condiciones de salud en cada país.
Por ello, la salud y los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos y su promoción no puede desvincularse de un trabajo por hacer efectivo el ejercicio integral de todos estos derechos. La promoción de la equidad, el cambio de las estructuras de poder que limitan el acceso de determinados grupos a la salud y los servicios de atención, el garantizar una toma de decisiones informada y con los recursos disponibles para ejecutar las decisiones en lo referente a la salud o el respeto a la dignidad de la persona y su privacidad, son algunos de los puntos relevantes para la promoción de la salud sexual y reproductiva que dinamizan el conjunto de derechos humanos.

Por último la Mesa sobre Educación que lleva por título Diálogos sobre Educación, Cultura y Desarrollo pretende reforzar la importancia de la educación y la alfabetización como la llave principal del desarrollo económico de los países y, por tanto, de la mejora de las condiciones sociales de sus habitantes. Hay un consenso generalizado sobre los enormes beneficios de una mejor educación de las niñas, más allá de su reconocimiento como un derecho.  El primero y más importante, el beneficio para ellas mismas, para su futuro: para aumentar sus recursos, sus posibilidades, sus opciones de vida. También para su presente: un año de escolarización real es un año de infancia efectiva, un año rescatado al trabajo compulsivo y de ínfima calidad, o a la maternidad obligada, prematura y reiterada. Pero son enormes también los beneficios a nivel familiar y nacional: el mayor nivel de educación tiene  efectos positivos para la  demografía y la salud de un país. A su vez, La mortalidad infantil se reduce y la propagación de enfermedades y pandemias también.
Así pues, es urgente resaltar la importancia de los resultados en la calidad educativa, en la necesidad al menos de acabar la primaria: en la diferencia entre “escolarización” y “educación”. Una cosa son las cifras relativas a la mera matriculación, y otra bien distinta la permanencia en la escuela y la adquisición de habilidades básicas. Se han de tener en cuenta, además, otras variables. En África adquieren connotaciones especiales los problemas relacionados con el profesorado, su deficiente formación, las condiciones laborales precarias y la llamativa escasez de mujeres como consecuencia, entre otras razones, de su menor nivel de preparación y de las dificultades de movilidad.

 Prensa UMH


Categories: General, Noticias Tags:

Jueves, 25 de marzo de 2010